¿Cuáles son los fallos graves de la ITV?

Los fallos más graves al pasar la Inspección Técnica del Vehículo (ITV)

La Inspección Técnica de Vehículos (ITV) es un paso crucial para garantizar la seguridad en las carreteras. Durante este proceso, los coches son sometidos a diversas pruebas para detectar posibles fallos y asegurarse de que cumplan con los estándares de seguridad y emisiones. 

Al realizar la ITV, es posible encontrarse con tres resultados: favorable, desfavorable o negativa. Cuando el resultado es desfavorable o negativo, está indicando que el coche tiene fallos graves que ponen en riesgo la seguridad. Frente a esta situación será necesario realizar la reparación correspondiente y luego volver a pasar por la ITV. 

En el caso de que el resultado sea desfavorable, el conductor tiene un plazo de dos meses para reparar el coche. La conducción del coche solo es posible para llevarlo al taller y volver a hacer la ITV. No es posible circular libremente por la carretera. 

Cuando una Inspección Técnica de Vehículo (ITV) es negativa, la situación del coche es aún peor y el coche debe ir al taller pero sin ser conducido. Debe ser el servicio de grúa quien lo acerque. En el taller el coche se pondrá en condiciones para luego pasar la ITV.  

En ambos casos, si no se respeta la prohibición de conducción del coche, el conductor puede ser multado con una sanción económica de 200 euros. 

Los fallos más graves de la ITV

Durante la ITV, se pueden descubrir fallos graves que representan un riesgo significativo para la seguridad vial. Estos fallos van más allá de simples inconvenientes menores, si no que pueden comprometer la integridad del coche, la protección de los ocupantes y la seguridad de otros usuarios de la vía. 

Los fallos que son considerados graves se refieren a componentes esenciales del coche, como el sistema de freno, la suspensión, la iluminación, los neumáticos y la emisión de gases contaminantes. 

En el siguiente cuadro se detallan los fallos más graves de la ITV: 

Fallo Descripción Consecuencias 
Sistema de frenosDefectos en el sistema de frenado, como pastillas gastadas o discos dañados.Mayor distancia de frenado, aumento del riesgo de colisiones graves.
SuspensiónProblemas en los amortiguadores, muelles o brazos de suspensión.Manejo impredecible, pérdida de control y falta de estabilidad.
IluminaciónLuces delanteras, traseras o de freno en mal estado o mal alineadas.Reducción de la visibilidad, aumento del riesgo de accidentes.
NeumáticosNeumáticos desgastados, con baja profundidad de dibujo o dañados.Menor tracción, mayor distancia de frenado, riesgo de reventón y pérdida de control.
Sistema de emisionesProblemas en el sistema de escape que causan emisiones excesivas de gases contaminantes.Contaminación del aire, daño al medio ambiente
Problemas de motorFallas en el motor, como falta de compresión, sobrecalentamiento o pérdida de potencia.Rendimiento deficiente del motor, posibles averías costosas y menor eficiencia en el consumo de combustible.
Fallos graves al pasar la Inspección Técnica del Vehículo (ITV)

Es importante tener en cuenta que estos son solo algunos de los fallos más graves que pueden ser detectados durante una ITV. Existen otros aspectos que se evalúan como el sistema de dirección, los cinturones de seguridad, los retrovisores, roturas de las lunas o los cristales, fallos en el depósito de combustible, entre otros. 

El objetivo de la inspección es garantizar que los vehículos cumplan con los estándares de seguridad y emisiones, garantizando así la protección de los conductores, pasajeros y otros usuarios de la vía.

Índice

Baliza PF LED ONE V16

Conectada a la DGT

Baliza PF LED ONE V16

Conectada a la DGT